Skip to main content

Cirugía mínimamente invasiva

La cirugía de la columna vertebral convencional por lo general requiere largas incisiones. Se cortan los músculos y se separan de la columna vertebral para dar acceso al área operatoria.

La cirugía mínimamente invasiva de columna se realiza a través de pequeñas incisiones en la espalda. Los cirujanos utilizan instrumentos especiales, tales como radiografías intraoperatorias, retractores tubulares, endoscopios y radiofrecuencia . Ambos tipos de cirugía tienen como fin aliviar el dolor de espalda o el dolor radicular. Sin embargo, la cirugía espinal mínimamente invasiva procura realizar la menor cantidad de lesión de partes blandas.

Ventajas de la cirugia minimamente invasiva:

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

La cirugía mínimamente invasiva conlleva los mismos riesgos que cualquier cirugía convencional. Pueden presentarse complicaciones tales como infección, dolor residual y lesión de los nervios.

Se decide siempre en conjunto en ATENEO quiruúgico con todos los cirujanos del equipo la indicación de cirugía convencional o mínimamente invasiva valoradas para cada caso en particular.

Existen múltiples técnicas incluidas dentro del concepto mínimamente invasivo. Los procedimientos pueden ser percutáneos, asistidos por endoscopia o mínimamente abiertos. En cuanto a estos últimos, se puede realizar desde la retirada de un fragmento discal herniado (discectomía), descompresión de un segmento vertebral (cirugía de la estenosis) o la fijación de un segmento vertebral (artrodesis MISS) en sus distintas versiones (XLIF, PLIF, TLIF, ALIF o fusión posterolateral).

Información

Se brinda toda la información a cada paciente necesaria para poder comprender los diferentes procedimientos que se van a realizar.